El libro digital lanzado en soporte digital por el Cabildo de Gran Canaria pretende ser un homenaje a un hombre que entregó su vida al cine. Su inadvertida, pero valiosa, peripecia vital ha sido rescatada para rememorar a lo largo de este trabajo impulsado por el centro Gran Canaria Espacio Digital, la época dorada de las salas cinematográficas de Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, Sáhara y Guinea, desde la irrupción del cine mudo al sonoro.
Rafael Hernández fue un apasionado proyeccionista fallecido en 2013 al que debemos la custodia de un valioso archivo documental alrededor de la historia de buena parte de las salas de cine existentes en la isla durante los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado.

Una isla de cine
El antiguo proyeccionista de diversos cines de la isla poseía esta documentación guardada celosamente en su domicilio de Schamann sobre cines y proyecciones en Las Palmas de Gran Canaria, que forma el grueso de este trabajo que ha podido completarse con la información recogida en entrevistas realizadas al propio Rafael Hernández, que aún mantenía una prodigiosa memoria antes de su triste fallecimiento.

Su legado forma parte de nuestra historia y se nos propone ahora, en forma de libro digital, como un elemento consustancial más de la cultura de Gran Canaria.

Enlace al libro en mdC