Hoy se cumple un siglo del naufragio, el 10 de septiembre de 1919, del buque Valbanera en las costas de la isla de Cuba. En él viajaban originariamente más de quinientas personas, procedentes de islas canarias de La Palma, Tenerife y Gran Canaria, que emigraban a América. Esta tragedia, se ha convertido en una fuente de inspiración escrita, cantada y filmada, dando lugar a mitos y leyendas.

Vapor Valbanera
Desde Canarias partieron en el vapor 1230 personas, de las cuales 88 eran tripulantes. Dentro de los malos augurios que rodearon esta tragedia, nada más salir de La Palma rumbo a San Juan de Puerto Rico, el Valbanera perdió una de sus anclas.

Llegados a Cuba, a pesar de que la mayor parte del pasaje tenía billete hasta La Habana, aproximadamente la mitad, 742, decidieron desembarcar en Santiago de Cuba, junto a parte de la carga.

Apenas hay información sobre cómo fueron los últimos minutos en el interior del Valbanera azotado por un huracán. Nadie sobrevivió al hundimiento una vez que la galerna golpeó el barco, así que el resto del pasaje que permanecía en su interior justo antes de llegar al último puerto, La Habana, murió aquel día. La mayor parte de él procedía de Canarias. Fue la mayor tragedia naval española sucedida en tiempos de paz.

La Memoria digital de Canarias (mdC) ofrece numerosos testimonios que aquel hecho provocó en la tradición oral canaria, asi como estudios y filmaciones:

Compartir: